ESTEVEZ EN EL LANGAR DE SUMITO

ESTEVEZ EN EL LANGAR DE SUMITO
ESTEVEZ EN EL LANGAR DE SUMITO (Foto de Tanya Millán)

martes, julio 26, 2016

GUAYANA SABE BIEN y MARGARITA es GASTRONÓMICA

Con esa frase construida sobre la base de dos promociones regionales, sostuvimos nuestra visita a Puerta Ordaz, atendiendo a una gentil invitación del invencible cocinero y promotor gastronómico Juan Carlos Sayalero. 
El evento en esta ocasión fue ajustado a la realidad de nuestro país. Y aun cuando contó con algo de la parafernalia propia que le imprime Juan Carlos, no dejó posibilidad para permanecer absortos o indiferentes. Lo más granado de la gastronomía nacional se dio cita para promover los sabores de las regiones. De Caracas a Margarita; de Maracaibo a Valencia; de Puerto Ordaz a Paria, de alguna manera este entusiasta de los fogones y el abrazo fraterno entre los cocineros, como lo es Sayalero, logró llevar hasta el sur del país a figuras como Carlos García, María Fernanda Di Giaccobbe, Sumito Estévez, Rubén Santiago  y Tamara Rodríguez. También se hicieron presentes Nestor Acuña, Zoraida Barrios, Porfirio Garcés y Renato Lingstuyl, sin contar con una buena corte de cocineros jóvenes que se vistieron de chaquetas blancas para enaltecer las recetas de cada región. Allí estuvo Reisson Frioni, Pedro Castillo, Carlos Hernández Coll y Karelia Rivero.  Contemos también a la chocolatera belga de gran influencia internacional como Chloe Doutre-Rousell y los chocolateros venezolanos Giovanni Conversi y Víctor Millán. 
Este evento contó con un emotivo acto de instalación en el que por única vez pudimos saludarnos todos en una atmosfera de fraternidad real y afectiva, reencontrándonos con gente de los fogones de distintas regiones del país. Y allí, en torno a la piscina del hotel Eurobuilding en un atardecer guayanes inolvidable también escuchamos las emotivas palabras de Maria Fernanda Di Giacobbe a quien Sayalero quiso homenajear en esta ocasión.

Luego arrancó con el ciclo de cenas temáticas en el mismo hotel en la que Carlos García y Pedro Castillo llevaron el cartel inicial, junto a Tamara Rodríguez, Reison Frioni, Karellia Rivero, Giovanni Conversi y Víctor Millán. La segunda cena, que se llevara a efecto el día sábado 9 de julio, contó con otro plantel de primera y lo encabezó Juan Carlos Sayalero y Nestor Acuña junto a Maria Fernanda Di Giacobbe, Pocho Garcés y Carlos Hernández Coll.
Varios talleres giraron en torno al mundo del cacao y los chocolates que resultó un gran atractivo y de valioso contenido como el Taller de Bombonería que dictara la chef María Fernanda Di Giacobbe junto a Chloe Doutre-Rousell. Otro de Tabletas saborizadas con Conversi y otro de embutidos y parrillas con Hernández Coll y Lingstuyll que no se les ocurrió colocarlo sino a la hora en la que debíamos irnos a chequearnos en el counter del aeropuerto.
Junto a cronistas, comunicadores y periodistas gastronómicos tuvimos la alegría de encontrarnos. Vanessa Rolfinni, Rosanna Di Turi, Rubén Darío Rojas, Ileana Matos y de Monagas Gourmet otro soñador Jorge Hernández con quienes cordializamos en el afortunado desayuno de sabores guayaneses en Savoye Bistró de Karellia Rivero. Allí abrazamos a mi bella negra y amiga Rosalexia Guerra de Libros El Nacional y mi hermano el editor Julio Bolívar, a la fotógrafa Rosa Virginia Urdaneta de la Dirección de Cultura de la Alcaldía de Chacao y a Inés Ruiz de la Fundación Fogones y Banderas. Todo esto entre los sabores del morocoto frito, las arepitas de anis y el café con sarrapia de este imperdible café vintage. 
Fueron días de alegría y encuentro, en los que nos abrazamos para seguir brindando por el país posible, que emprende y sigue creyendo en sus poderes invencibles para lograr la mayor suma de felicidad de todos quienes vivimos en el. Así lo confirmamos en la sencilla feria de emprendimientos guayaneses que se desarrolló en el lobby del hotel Meru con esa fuerza viva de la innovación y los empeñados productores artesanales que nos mostraron allí sus potencialidades y sus impactantes productos. Otro ejemplo que me traigo de Guayana Sabe Bien.
De Juan Carlos Sayalero es de quien trajimos más enseñanzas, puesto que lo vimos como un motor que mueve amistades, contactos y soñadores para hacer un evento que tenga repercusión nacional. Y con sus fallas y falencias debe reorientarse y repensarse para ser el evento regional mas importante del sur oriente del país. Allí converge una despensa inigualable, productos, ingredientes y recetas inveteradas y ancestarles que inspiran y comprometen a investigar y reconocer. Queda mucho por avanzar, la cocina ancestral, viva y nuestra que permanece y se sostiene en Guayana es una parte del ADN venezolano que necesita exploración y disciplina. Un evento que la comience a desempolvar, a renovar, a valorizar y a conectarla con las nuevas generaciones esta aún por promoverse. Sayalero ha dado los pasos mas importantes hacia esa meta. Es también el compromiso de muchos de quienes estuvimos allí, dar nuestro aporte para que pronto sea una referencia nacional e internacional. Se que ese pequeño cocinero, pelao y de ojos saltados es un dinamo que en su gran corazón también alberga la posibilidad de ver ese sueño hecho realidad. Y sabemos que pronto lo lograra.
Sirvan estas pequeñas palabras para resumir mi visión y mi visita. Sin ningún carácter periodístico ni social. Son las notas de algo que me quedó en el pecho y es hoy cuando se las dedico a las personas que hacen posible decirle a todo el país que GUAYANA SABE BIEN, sin duda.    

   


No hay comentarios.: