MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA

MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA
MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA

sábado, diciembre 02, 2006

QUE PASARA EL DIA DESPUES DE MANAÑA

¿Que pensamos que nos ocurrirá el día después de mañana? Como es posible que hayamos llegado a pensar que mañana no hay mañana, que nuestro país se viene con fecha de caducidad. Que todo proceso histórico puede ser sustituido de cuajo como si fuera un vaso vacío sobre la mesa, como amantes ocasionales que al salir del motel ya mas nunca recordaran el número de habitación ni el sabor de sus besos.
Pensar que nuestra historia se hace de capítulos apartes, inconexos es ignorar que la vida es un eterno continuo de experiencias y hechos que se van desencadenando de acuerdo a lo que se haga o se deje de hacer.
Ningún país se da la espalda así mismo, ni mucho menos una parte pretende imponer a la otra mitad su modo de ver el mundo. Quienes lo han intentado han caído en el cuarto más oscuro que reserva la historia para ello.
Peor la tolerancia es la copa de la que debemos beber mas seguido incluso embebernos en esta oportunidad. Para comenzar a entender que el país no se acaba mañana, ni se divide el lunes 04 de diciembre, ni nos divorciamos, ni nos mataremos unos a otros. Aun queda mucha fe en nuestra alegría, nuestra sencilla e informal forma de vernos que esta vez se convierte en una enorme virtud como para no atacarnos ni herirnos.
A fuerza de esa alegría y ese humor, ese chalequeo constante, esa sagacidad para burlarnos de nosotros mismos que nos ha hecho sonreír y sentirnos orgullosos aun en los momentos mas terribles de nuestra historia, a fuerza de esa noble jocosidad y mamadera de gallo hemos aprendido a ser felices y huir de nuestras asperezas y sobrellevar las heridas.
Como dijo Churchill en sus memorias de la II Guerra Mundial: En la Guerra: determinación. En la Derrota: resistencia. En la Victoria: magnanimidad y en la Paz: conciliación. Los venezolanos, esa raza “viva la pepa”, jodedorsita y alebrestada, tambien va a permanecer aquí mientras sigamos vivos. Esa es la Venezuela que nos salvara el dia después de manana: es demasiado importante nuestro pais, lo queremos tanto como para pensar que el 03 de Diciembre se define la historia y se acaba la libertad y la democracia. Es demasiado simple y el venezolano es demasiado panchero para perder la oportunidad de seguir chalequeando al perdedor y cambiarlo por un color o un lider que se las tira del pipiri del salon. Hoy podemos decir: parafraseando a Churchill: En las elecciones: pesimismo. En los resultados: aceptación. En la ganancia: humildad y en la perdida: chalequeo. Asi somos.

No hay comentarios.: