MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA

MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA
MARGARITA GASTRONOMICA en MERIDA

viernes, junio 06, 2008

EUGENIO MONTEJO

EL POETA HA INICIADO UN NUEVO VIAJE.
EUGENIO MONTEJO. GRANDE Y NOBLE.
A QUIEN NOS TOCO EL ENORME PLACER DE CONOCERLO Y ADMIRARLO HOY SENTIMOS EL DOLOR DE SU PARTIDA.
NUNCA ANTES HAN SOBRADO LAS PALABRAS.
NUNCA ANTES COMO HOY FALTAN PALABRAS PARA DESPEDIRLO.
SILENCIO Y LA INMENSA TERREDAD QUE NOS DEJO CON SU VERBO.
HOY LO RECUERDO EN ESTA IMAGEN. HACE UNOS 12 AÑOS.
TOMADA POR MI EN UN RESTAURANTE DE PLAYA EN PAMPATAR, ISLA DE MARGARITA.
LE ADMIRAREMOS ETERNAMENTE
RECORDEMOS ALGUNOS DE SUS MAS HERMOSOS VERSOS.

Dura menos un hombre que una vela...
Dura menos un hombre que una vela pero la tierra prefiere su lumbre
para seguir el paso de los astros.
Dura menos que un árbol, que una piedra,
se anochece ante el viento más leve, con un soplo se apaga.
Dura menos un pájaro,
que un pez fuera del agua, casi no tiene tiempo de nacer,
da unas vueltas al sol y se borra
entre las sombras de las horas hasta que sus huesos en el polvo
se mezclan con el viento, y sin embargo,
cuando parte siempre deja la tierra más clara.

LA TERREDAD DE UN PÁJARO
La terredad de un pájaro es su canto,
lo que en su pecho vuelve al mundo
con los ecos de un coro invisible
desde un bosque ya muerto.

Su terredad es el sueño de encontrarse
en los ausentes,de repetir hasta el final la melodía
mientras crucen abiertas los aires
sus alas pasajeras,
aunque no sepa a quién le cantani por qué,
ni si podrá escucharse en otros algún día
como cada minuto quiso ser:más inocente.
Desde que nace nada ya lo aparta
de su deber terrestre,
trabaja al sol, procrea, busca sus migas
y es sólo su voz lo que defiende
porque en el tiempo no es un pájaro
sino un rayo en la noche de su especie,
una persecución sin tregua de la vida
para que el canto permanezca.



-




"La poesía cruza la tierra sola,
apoya su voz en el dolor del mundo
y nada pide—ni siquiera palabras."(...)
"Llega de lejos y sin hora, nunca avisa;
tiene la llave de la puerta.
Al entrar siempre se detiene a mirarnos.
Después abre su mano y nos entrega
una flor o un guijarro, algo secreto,
pero tan intenso que el corazón palpita
demasiado veloz.
Y despertamos."



DEL LIBRO CHAMARIO
La bicicleta
La bici sigue la cleta

por una ave siempre nida
y una trom suena su peta...
¡Qué canción tan perseguida!
El ferro sigue el carril
por el alti casi plano,
como el pere sigue al jil
y el otoño a su verano.
Detrás del hori va el zonte,
detrás del ele va el fante,
corren juntos por el monte
y a veces más adelante.
Allá se va el corazón
en aero plano plano
y con él va la canción
escrita en caste muy llano.

1 comentario:

andy garces dijo...

hola tu perfil esta bn me parecen imteresantes los temas de los que hablas...