XII FERIA DE LA EMPANADA JUAN GRIEGO

XII FERIA DE LA EMPANADA JUAN GRIEGO
BETSY LANDAETA, FER, ESTHER GONZALEZ, TRINA AROCHA Y RUBEN SANTIAGO EN LA FERIA DE LA EMPANADA (19.04.14)

martes, agosto 30, 2011

ISLA DE MARGARITA: INSULA DE FERIAS, OFRENDAS Y CELEBRATORIOS

La Isla de Margarita ha sido siempre lugar para el divertimento y el jolgorio. Se dice que no hay semana del año que no cuente en su calendario alguna fecha celebratoria en cualquiera de sus poblaciones o municipios. Y adicionalmente a ello
se han venido agregando otras celebraciones que vienen a colmar este calendario tradicional de ferias y ofrendas regionales. Muchas son ya conocidas desde hace mucho tiempo, otras se han redimensionado, otras muchas se han diversificado en varios municipios y, en resumen, siguen apostando por rescatar, difundir y proyectar logros, cosechas, productos emblemas y ofrendas al mar por la pesca recibida en la temporada. A saber, Feria del Piñonate (Fuentidieño), Feria del Papelón (La Rinconada), Feria de la Empanada (Juan Griego, El Valle y La Asunción), Feria del Erizo (Laguna de Raya), Feria del Cuinche (Tacuantar) y Feria del Pulpo (Juan Griego), entre tantas otras.

En esta exploración y registro que venimos haciendo de la cultura gastronómica y culinaria de la Isla de Margarita también hemos podido capturar la esencia humilde y hospitalaria del margariteño, la entrega orgullosa de sus anécdotas, la relación sin ambages de sus recetas y secretos, la hermosa honestidad invencible que viene aderezada de su inocultable picardía oriental. Es en esas bases donde se ha asentado gran parte de la solidez de su carácter pero también la fortaleza de sus tradiciones y su cultura. Hemos avanzado en esta línea en los últimos años, luego de 18 de feliz residencia insular, apoyándonos en lo que de ellos he hecho mío y lo que de esta tierra ardiente y salitrosa ya se ha curtido en mi piel. Aquí el humilde y sencillo testimonio, de lo que he apreciado sin muchas preguntas y muchas respuestas: expresas y leídas, adivinadas e inferidas, investigadas y capturadas, al voleo o en la sencillez de sus vidas. He aquí tres fiestas, tres maneras de ofrendar a la vida, tres maneras humildes, sensibles y ciertamente limitadas de acercarse a la margariteñidad.

FERIA DE LA EMPANADA

Todos sabemos que este pastel de diversos, creativos y en algunos casos, irreverentes rellenos, viene a marcar la tradición culinaria insular. La empanada aun cuando la encontramos en casi todo el territorio venezolano, viene a caracterizarse como una de las ofertas más populares, sencillas y difundidas de nuestro país. En tanto que su producción fundamentalmente domestica salió muy fácilmente de los fogones familiares a la puerta de la casa. No es raro conseguir en los garajes o patios de las viejas casas de los pueblos de Margarita una mesa con un caldero al lado y una matrona margariteña amasando y rellenando con los guisos familiares la típica empanada que con destreza y cuidado es deslizada hasta el aceite ardiendo para lo cual tan solo debemos esperar unos pocos minutos y tenerla en nuestras manos con el característico dulce en masa y la sazón margariteña en su relleno que tanto gusta a nativos y turistas.

Y es que en nuestro suelo insular son conocidas las “rencillas” entre familias y gentilicios de distintos pueblos del territorio neoespartano que luchan por la supremacía de sus condumios y pasteles a la hora de presumir por el título de la mejor empanada margariteña. No era rara entonces, que de allí surgieran en buena lid y con jueces imparciales para que decidiera quien o quienes pasarían a ser la empanadera (o familia empanadera) que se llevaría por el siguiente año el lauro como “la mejor empanada” del sector. Hay casos emblemáticos y sorprendentes. El economista Manuel “ToñitoAntonio Narváez es un jurado esencial en este tipo de competencias. No solo por su espíritu bonachón y carácter afable, sino por su opípara capacidad de engullir cuantas empanadas les sean presentadas en el torneo. Y por otra parte, es historia del caso de la famosísima empanadera María Paloma quien con astucia, riqueza gastronómica, creatividad e inteligencia obtuvo tantos lauros en estas lides que le fue obsequiada “la empanada de platino” para que pasara a retiro (de estas ferias) y permitiera la competencia furiosa entre las empanaderas restantes.

Alcaldías, centros culturales, juntas parroquiales, juntas de ferias, juntas de fiestas religiosas y hasta campañas electorales han sacado afortunado provecho de este símbolo culinario insular. Y decimos provecho, pues lo que ha resultado de estos eventos ha sido una fructífera experiencia que ha terminado por ofrecer cada vez un mejor y más cuidado producto. Un mejoramiento no solo de las presentaciones y contenidos de las empanadas, sino también la creatividad aplicada a la elaboración de los guisos y rellenos, un perfeccionamiento sostenido de los contenidos; en definitiva, la profesionalización de los procesos y procedimientos representando una mejora sustancial en la escogencia y procura de los ingredientes incidiendo en el producto final que llega a los comensales insulares. Redunda incluso en la selección de los aceites, picantes y salsas, en la oferta de jugos o bebidas a los compradores, donde en algunos casos hemos podido disfrutar de jugos con edulcorantes dietéticos y hasta variedad en aguas minerales; escasean, es cierto los ricos batidos naturales tan nuestros, pero también es posible conseguir a un lado de muchas empanaderas el termo ahíto del tradicional papelón con limón.

La más reciente feria a la que pudimos asistir se realizó el domingo 31 de Julio en la Plaza de La Asunción, capital del estado y en el que cinco familias de larga tradición empanadera lucharon sanamente por el premio de este año. Erenida Salcedo, una de las competidoras, lleva más de 40 años haciendo empanadas en esa misma plaza asuntina. En esta III Feria de la Empanada de La Asunción resulto vencedora la Sra. Yudith Suniaga por la calidad de la masa, del relleno, el cuidado y estética de la mesa, presentación e higiene.

Mas información: Diario Sol de Margarita, Porlamar 01 de Agosto, 2.011. http://bit.ly/pFwssj

FERIA DEL ERIZO

La VII Feria del Erizo nos sorprendió por el éxito de público que atrajo. No sabemos si han sido los últimos eventos gastronómicos, por la divulgación y difusión de los eventos por los medios tradicionales y por las redes sociales, tanto como por la influencia que personajes y figuras relevantes de la gastronomía nacional que desde distintos frentes vienen apuntando a la consolidación y profundización de las cosechas estacionales y las colectas temporales en nuestros suelos y mares. El conocido chef Sumito Estévez, residenciado desde hace unos años en nuestra Isla, viene haciendo un denodado esfuerzo para que volvamos la vista hacia nuestras cosechas y pescas para valorarlas potenciando la identidad culinaria local al tiempo que reforzamos los lazos que nos unen a nuestras tradiciones y nuestra historia.

En la población de Laguna de Raya, en ese curioso istmo que ocurre luego de Punta de Piedra pero al que se accede desde la vía de La Restinga luego de un cómodo y largo trayecto, descubrimos una ensenada en la que la belleza de sus reposadas aguas crean la temperatura perfecta para que desde el mes de febrero hasta finales de agosto se puedan cosechar estos equinodermos de antipático y protector cuerpo espinoso y que en su interior reposa una pulpa de gónadas cargadas de los mas afrodisiacos contenidos que en la mitología griega lo conviertiera en uno de sus principales ingredientes de su dieta sexual.

Aun cuando su colecta se hace de manera artesanal y apenas a unos metros de los patios de sus casas, el matriarcado que ha sido marca importante de la gastronomía insular aquí también revela su mando cuando conseguimos en la enramada a un costado del pueblo pesquero a una curtida abuela vestida de medio luto a la que cada una de las restantes ocho mujeres le rinden respeto y obediencia en cada movimiento del proceso de “composición” de los erizos de mar. Sus experimentadas y duchas manos dirigidas por Doña Toco-toco, la matrona del pueblo, ofrecen a los cientos de turistas y visitantes de esta feria. Doña Toco-toco, es a quienes todos le rinden tributo y quien distribuye la faena de la composición; quien recauda los beneficios de la venta y quien al final del día reparte los dividendos equitativamente entre las que acudieron a la jornada y a quienes en sus manos guardan la curtiembre del mar y la sabiduría de la tradición pesquera de esta comunidad.

Turistas, curiosos y habitantes de poblaciones cercanas y distantes vinieron a ofrecer su tributo al equinodermo tanto como a esta zona pesquera en la que demostraron en la oferta gastronómica del evento de lo que son capaces de hacer con su pesca emblema: empanadas, pasteles, cremas, ahumados y hasta asopado de carite y erizo. Muchas sorpresas en un evento sencillo en el que tropezamos con empresarios, cocineros, restauradores, pensadores, artistas plásticos, intelectuales y hasta políticos que no pierden oportunidad para sacar réditos en estas celebraciones populares.

Más información e imágenes en El Este Noticias (Isla de Margarita): http://bit.ly/o7yknw

Album de Imagenes en Facebook: http://on.fb.me/qbMR9Z

FERIA DEL CUINCHE

Lo que se diga población o pueblo tal como tradicionalmente se asienta urbana o ruralmente no es. Es efectivamente una franja pesquera, en la que esta comunidad a la orilla de la bahía entre Juan Griego y La Guardia se ha asentado desde hace muchos años y que han venido construyendo sus vidas, familias y su historia. Precisamente a esa franja marina es donde esa especie de bagre marino, llamado en estas tierras neoespartanas cuinche, llega desovar durante tres meses del año, de junio a agosto, llegando a convertirse no solo en una tradicional y emblemática porción pesquera de esta amplia costa margariteña sino que durante estos meses la convirtieron en sustento familiar más importante, pues la diferenciación de sus productos hace a cada zona pesquera única y característica.

En esta novena edición de la Feria del Cuinche descubrimos recetas propias de la franja costera, entre la que descubrimos el Cuinche sudado sobre una base típica e histórica: cebolla, ajo y ají dulce margariteño. Pero también nos brindaron sancocho con bagre camuco, al cual se le agrega topocho a la base tradicional ya citada, además del “toque mágico” que le da su gusto particular tacuantarense. La familia Marcano ha obtenido en dos oportunidades el primer lugar en seis participaciones, con este hervido de camuco. En esta oportunidad intervinieron 11 grupos en sancocho mientras una docena los preparó guisado, como parte de esta competencia gastronómica IX Feria del Cuinche de Tacuantar que cuenta con jueces locales e invitados.

En todos los alrededores se podía disfrutar de pasteles, tortillas, empanadas de cuinche guisado, huevas de cuinche guisadas, pasticho de cuinche y hasta hallaca de cuinche, nos dijeron que se habían atrevido a hacer esta temporada. Igualmente vimos entre sus pobladores la oferta de muchos platos de la Isla y con los cuales ofrendamos a quienes nos visitan.

Una autentica fiesta patronal de tan solo un día que reúne a sus pobladores y nativos, en torno a la comida, los bailes y la música, el templete, la cerveza que más que una bebida alcohólica, como sucedáneo se ingiere por cisternas para intentar mitigar los ardorosos tiempos de este agosto insular de calor inclemente. Para sus pobladores, aun cuando hayan decidido cambiar de población o ciudad en busca de progreso y mejorar su calidad de vida, es esta feria el motivo o la excusa perfecta para abrazarse en torno a los recuerdos, las anécdotas y la tradición que le ha dado a esta zona un producto que le diferencia y le simboliza.

Más información de este evento en El Este Noticias (Isla de Margarita) http://bit.ly/oJIF4Q

No hay comentarios.: